El 'lobby' gay contra la libertad religiosa


La nueva ley de libertad religiosa aprobada en Indiana por el gobernador Mike Pence ha generado una gran controversia en Estados Unidos.
La ley, que fue aprobada por abrumadora mayoría de los republicanos, procura que el Gobierno no fuerce a los propietarios de negocios a actuar en contra de sus creencias religiosas.
Así, los partidarios dicen que la ley es necesaria para que las empresas no se vean obligadas a proporcionar servicios que no están dispuestos a proporcionar, por ejemplo, para bodas entre personas del mismo sexo.
“La fe y la religión son valores importantes para millones de residentes de Indiana y para mi pequeña familia”, dijo Pence. “Y con la aprobación de esta legislación, nos aseguramos de que Indiana seguirá siendo un lugar donde respetamos la libertad de religión de cada habitante de Indiana) de todas las religiones”.
Hace unas semanas, el colectivo “Evangélicos y Católicos Juntos” hacía pública una carta en la que denunciaba que muchos creyentes “ya están siendo censurados y otros han perdido sus puestos de trabajo a causa de su compromiso público con el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer”, por lo que pedían una mayor protección legal hacia las creencias de los trabajadores y dueños de negocios. 

SONORA OPOSICIÓN

Tras aprobarse la ley, diversos colectivos de protección de derechos de los homosexuales han reaccionado exigiendo su retirada porque la consideran discriminatoria.
Además de manifestaciones públicas frente al Congreso de Indiana, personas de peso en el ámbito de los negocios o los medios de comunicación han mostrado su oposición.
Una de las voces más críticas ha sido la de Tim Cook, CEO de Apple, que recientemente se declaraba gay, y ha publicado una carta en el Washington Post alertando de una “nueva ola legislativa que llevará a la discriminación”.
“Estas leyes van en contra de los principios sobre los que se fundó nuestra nación y corremos el riesgo de que acaben con décadas de progreso hacia una mayor igualdad”, escribe el responsable de la compañía de tecnología. Cook apunta que el sector económico americano “sabe desde hace mucho tiempo que la discriminación, en cualquiera de sus formas, es mala para los negocios” y defiende que esta es la filosofía que aplica Apple. “Por este motivo muestro mi rechazo a esta nueva ola legislativa. Escribo [esta carta] con la esperanza de que muchas más personas se unan a este movimiento”, asegura. Cook también señala que utilizar la “libertad religiosa” como argumento para un trato desigual va en contra de lo que aprendió como creyente en su infancia.
Desde otros colectivos se está pidiendo el boicot a Indiana como organizador de importantes eventos deportivos de alcance nacional.
Share on Google Plus

Acerca de Nexus Stereo