Los misioneros cristianos de Nepal van donde pocos pueden para ayudar a las víctimas del terremoto.

El líder de un ministerio de Nepal estaba hablando en una iglesia de la capital de Nepal cuando la habitación comenzó a temblar.
Gopal jee dijo: "De repente nos golpeó, y yo estaba en algo así como una montaña rusa. Los dos pastores se balanceaban de un lado a otro, y oraron para que al final del día todo estuviera bien".

El sábado 25 de abril el terremoto de magnitud 7.8 terminó el culto para unas 70 personas. Todos sobrevivieron, pero otras 4,000 personas perdieron la vida y más de 7,000 resultaron heridas. El líder del ministerio y miles de personas están viviendo en carpas por temor a más réplicas, mientras él y sus equipos salen para ayudar a aquellos que lo han perdido todo.
Las rocas caídas del tamaño de automóviles han hecho que algunos caminos sean intransitables, pero debido a que los misioneros están familiarizados con el paisaje, saben cómo caminar hacia las aldeas afectadas para proveer ayuda. Sin embargo, las necesidades son abrumadoras, y se necesitan fondos adicionales para alimentos, agua, carpas y medicinas.
Los misioneros autóctonos están trabajando con numerosos contactos en iglesias para proveer ayuda en el nombre de Cristo. Ellos podrían conseguir provisiones locales, pero carecen de fondos para la comprarlos; su ofrenda puede marcar una diferencia.
Share on Google Plus

Acerca de Nexus Stereo