Turquía: Turquía aumenta presión sobre cristianos extranjeros

El gobierno de Turquía estaría aprovechando el estado de emergencia tras el intento de golpe de estado para depurar a “personas no deseadas”, entre las cuales habría cristianos residentes en el país, según denuncian los creyentes debido a varios casos que se han dado.
El 17 de octubre, a Ryan Keating, un estudiante de doctorado en Filosofía de la Religión de la Universidad de Ankara, se le denegó el acceso al país en el que reside hace 10 años cuando llegaba al aeropuerto después de pasar unos días en el extranjero.
Fuente: CBN
Las autoridades de inmigración le hicieron saber que el Ministerio de Justicia turco había “denegado su entrada de por vida”. Keating tuvo que firmar un documento en el que se clarificaba que su residencia y su visado habían sido revocados por “motivos de seguridad nacional”.
Pasó la noche en un centro de detención del aeropuerto de Ataturk de Istanbul y fue embarcado al día siguiente en un avión dirección a Londres.
La esposa de Keating y sus cuatro hijos siguen temporalmente en su casa en Ankara. Se han puesto ya en contacto con su abogado y con la embajada de EEUU en Turquía.
Keating, de nacionalidad estadounidense, estaba involucrado en la ayuda a refugiados con el Ministerio de Refugiados de Ankara, vinculado a una iglesia protestante en la ciudad. La organización ofrece ayuda a unas 1.000 personas llegadas de Siria e Irak.
“Siempre he sabido que era posible ser expulsado de Turquía por mi fe cristiana, como podía pasar también hace 10 años. Pero no hay ningún indicio del por qué, ninguna evidencia o justificación para esto”, ha dicho a World Watch Monitor.
Por otro lado, el día 20 de octubre fue transferido a un nuevo centro de detención el reverendo Andrew Bronsun, después de pasar 13 días incomunicado en otro centro.
Fue detenido el día 7 de octubre, y se le comunicó que sería deportado a Estados Unidos. Su mujer, Norine, también había sido detenida pero ya ha sido liberada.
El matrimonio lideraba la Iglesia Resurrección de Izmir.
Este aumento de la presión sobre cristianos extranjeros residentes en Turquía preocupa a la comunidad de cristianos turcos.
La Asociación de Iglesia Protestantes turcas (AIP) ha confirmado que la situación se ha vuelto más difícil para los cristianos después del golpe de estado fallido del pasado 15 de julio.
“Creo que el interés del estado en nosotros ha aumentado, pero no desde una perspectiva positiva”, ha dicho el responsable de la AIP, el reverendo Ihsan Ozbek.
“Si te fijas en las investigaciones a extranjeros de nuestras iglesias, puedes encontrar todo tipo de acciones ilegales. No se les acusa abiertamente de nada".
“Esto es extremadamente inquietante… Todas estas prácticas arbitrarias están habilitadas por el estado de emergencia”.
Fuente: https://www.cbn.com/mundocristiano/elmundo/2016/October/Turquia-aumenta-presion-sobre-cristianos-extranjeros-/
Share on Google Plus

Acerca de Nexus Stereo