Nigeria: Más de 370.000 familias han huido de Boko Haram

La situación de guerra contra Boko Haram en Nigeria, Camerún, Níger y Chad ha provocado el desplazamiento masivo de millones de personas, según un informe del Centro de Estudios para la Paz presentado recientemente en Washington.
“Nigeria ha experimentado un gran desplazamiento interno de su población por los conflictos armados”, explicó la abogada nigeriana Abiola Adimula.
De la cifra de dos millones de desplazados, el 89% huye del grupo terrorista; un 9% por enfrentamientos comunales y sólo algo menos de un 2% por desastres naturales.
Fuente: CBN
La experta explica que la situación en los campamentos de desplazados internos supone un desafío que no se está atendiendo adecuadamente. Así, se produce un abarrotamiento en las tiendas de campaña, un acceso pobre e infraestructuras débiles, o con escaso personal para gestionar semejante crisis humanitaria.
Esta semana también se daba a conocer el informe de la ONU que admitía que 75.000 niños están en riesgo de morir de hambre en el noreste de Nigeria, la zona donde se está dando el mayor enfrentamiento entre la coalición militar africana y el grupo terrorista Boko Haram.
El grupo islamista se estableció por la fuerza en los estados de Borno, Adamawa y Yobe en el noreste de Nigeria, y en junio de 2014 declaró un califato, con la ciudad de Gwoza como su capital, antes de ser expulsados de allí recientemente.
Cristianos afectados
Los cristianos han pagado un alto precio. Puertas Abiertas, una organización benéfica global que apoya a los cristianos bajo presión por su fe, estima que entre 2006 y 2015, al menos 15.500 cristianos han muerto por la violencia religiosa en el norte de Nigeria. También dice que 13.000 iglesias fueron destruidas, abandonadas o cerradas entre 2006-2014, y que 1,3 millones de cristianos huyeron a regiones más seguras en el país durante ese mismo período.
En 2015-2016, la situación empeoró a medida que la violencia se extendía hacia el vecino Chad y Camerún. En 2014, Boko Haram fue nombrado el grupo terrorista más mortífero del mundo, por delante del autoproclamado Estado Islámico, según el Global Terrorism Index.
“Los cristianos en el estado de Borno están traumatizados, desplazados y verdaderamente han perdido la esperanza. En el área de Gwoza no hay una sola iglesia de pie. En la parte oriental de Gwoza, los cristianos eran mayoría. E incluso dentro del pueblo Gwoza, y en sus alrededores, había muchos cristianos. Ahora no hay cristianos en esa zona”, explicó a World Watch Monitor, el obispo William Naga, líder de la Asociación Cristiana de Nigeria (CAN) en Borno.
Aunque también muchos musulmanes que no comparten la visión de Boko Haram se han marchado, los cristianos que terminaron en campos de desplazamiento con musulmanes dicen que experimentaron discriminación. Naga explica que “el gobernador de Borno hizo lo mejor que pudo cuando los cristianos tuvieron que huir de sus lugares en 2014 y 2015. Pero cuando el cuidado de los campamentos fue entregado a otras organizaciones, comenzó la discriminación”.
John Gwamma, presidente de un campamento cristiano informal, añadió: “Hemos iniciado campamentos informales, puramente cristianos, porque los cristianos estaban siendo segregados en los campamentos formales. A ellos no se les había dado comida, ni se les permitió ir a la iglesia. Hay un término llamado 'arne', que significa que eres pagano, no eres musulmán. Y mientras no seas musulmán, no te gusta que te quedes junto a ellos”.
Aunque la situación en todo el noreste es grave, las circunstancias en estos campamentos cristianos informales fueron particularmente terribles. Durante una reciente visita a Maiduguri, los trabajadores de Puertas Abiertas presenciaron cómo la gente había recurrido a comer hojas.
Sin embargo, desde octubre se han distribuido paquetes de ayuda a 3.000 familias - unas 15.000 personas. Los paquetes consistían en 100 kilos de maíz, 50 kilos de frijoles, cuatro mantas y algo de dinero para comprar aceite o jabón para ayudar a los receptores a sobrevivir durante los próximos meses.
“Tuvimos que huir de Boko Haram porque no nos permitieron ir a nuestra granja”, dijo Mary Charles, una beneficiaria. “No teníamos agua potable y no teníamos nada que comer. Pero yo tomo valor de la Biblia. Está escrito que hay un tiempo en que sufriremos, pero que el sufrimiento terminará por la gracia de Dios. Tenemos que aguantar. Doy gracias a Dios por esta ayuda alimentaria y agradezco a la gente que la trajo. Ahora tenemos comida que podemos dar a nuestros hijos. No teníamos nada que darles”, añadió.
Si bien el noreste sigue atrapado por la inseguridad persistente, no hay demasiada esperanza de que mejore la crisis humanitaria. Incluso en los pueblos a los que han regresado, los cristianos no pueden acceder a sus granjas periféricas debido a las continuas actividades de Boko Haram.
Jack van Tol, director de Open Doors para África Occidental, explicó que “nos informan a través de nuestras redes de iglesias que muchos cristianos estaban en extrema necesidad de ayuda alimentaria. Parece haber una escasez general de ayuda alimentaria en el noreste, y los cristianos contaron que fueron discriminados en los campos generales. A través de las iglesias pudimos ayudarles”.
Fuente: https://www.cbn.com/mundocristiano/elmundo/2016/November/Mas-de-370000-familias-han-huido-de-Boko-Haram/
Share on Google Plus

Acerca de Nexus Stereo