Israel: Judíos inician las celebraciones del Pesaj

El martes en la noche, los israelíes (y los judíos de todo el mundo) comenzaron la celebración de la Pascua judía o Pesaj de una semana, en la que recuerdan la liberación de sus antepasados de la esclavitud egipcia.
El nombre Pesaj, que significa 'pasaje', deriva de la creencia de la última plaga que Dios lanzó sobre los egipcios para liberar al pueblo de Israel. En las escrituras se relata que Dios mató a los primogénitos de las casas de Egipto, pero pasó por alto a las familias judías que habían marcado su puerta con sangre de cordero.
Fuente: CBN
Sus casas fueron sometidas a una profunda limpieza y algunas están recién pintadas. Todos los vestigios de productos de pan hechos con levadura fueron retirados de la cocina. La cena de Pesaj se llama "Seder", que significa "orden", porque se realiza con un orden ritual. La comida de las fiestas fue preparada y se puso la mesa. Los invitados llegaron y el padre de familia ocupó su lugar en la cabecera de la mesa.
Los cristianos a menudo llaman al Seder "La Última Cena", representándolo como la pintura de Leonardo Da Vinci. Pero esa noche, tanto tiempo atrás, Yeshua y sus discípulos se habrían reclinado sobre almohadas alrededor de una mesa baja y de tres lados.
“Cuando llegó la hora, se sentó a la mesa, y con El los apóstoles, y les dijo: Intensamente he deseado comer esta Pascua con vosotros antes de padecer; porque os digo que nunca más volveré a comerla hasta que se cumpla en el reino de Dios”, (Lucas 22: 14-16).
El Día de Resurrección (Pascua) y el Pesaj están profundamente conectados.
De todas las fiestas bíblicas, el Pesaj es singularmente significativo para judíos y no judíos por igual. Dios instruyó al pueblo judío a contar esta historia a través de sus generaciones.
“Y este día os será en memoria, y lo celebraréis como fiesta solemne para Jehová durante vuestras generaciones; por estatuto perpetuo lo celebraréis”,  Éxodo 12:14
Los israelíes, religiosos y seculares, jóvenes y viejos, se reúnen para contar la historia del éxodo de Egipto.
Es una historia que nunca envejece. Sus detalles son ricos, registrados en la Torá (los primeros cinco libros de la Biblia).
En esa fatídica noche, cada familia egipcia, desde el más pobre hasta el faraón, lloró la muerte de su primogénito. Incluso los animales no se salvaron, como Dios mostró a los egipcios sus dioses no podían protegerlos.
Entonces, ¿qué hace que estas celebraciones sean tan significativas?
La sangre del cordero sacrificado puesta en los lindeles de sus casas salvó a los primogénitos de una muerte segura. Es una predicción de la redención que tendría lugar en Jerusalén unos 1.500 años después en una colina fuera de la ciudad.
La Torá dice en Levítico: "... es la sangre la que hace expiación por la vida".
“Porque la vida de la carne en la sangre está, y yo os la he dado para hacer expiación sobre el altar por vuestras almas; y la misma sangre hará expiación de la persona”, Levítico 17:11.
La expiación de la sangre es la conexión entre la celebración cristiana de la Pascua y la celebración judía del Pesaj.
Este año, la Pascua coincidió con el Pesaj.
El profeta Isaías describe lo que ocurriría en la cruz y por qué.
“Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros”, Isaías 53:6.
El Salmo 22 describe el sufrimiento del Mesías y la salvación de Israel.
“Anunciaré tu nombre a mis hermanos; en medio de la congregación te alabaré. Los que teméis a Jehová, alabadle; glorificadle, descendencia toda de Jacob, y temedle vosotros, descendencia toda de Israel”
“La posteridad le servirá; esto será contado de Jehová hasta la postrera generación. Vendrán, y anunciarán su justicia; a pueblo no nacido aún, anunciarán que él hizo esto”,  (Salmo 22:22-23; 30-31).
Entonces, ¿qué nos dice todo esto en el mundo en que vivimos? Hay esperanza. Su nombre es Yeshua.
Fuente: http://www1.cbn.com/mundocristiano/israel/2017/april/judios-inician-las-celebraciones-del-pesaj
Share on Google Plus

Acerca de Nexus Stereo