Uganda: Sacrificio de niños un lucrativo negocio para los brujos de Uganda

Cada año, cientos de niños en Uganda son secuestrados y asesinados, como parte de un negocio de sacrificio humano. Hay un pastor cristiano que está luchando contra esto, él se une a la policía y a los políticos, para detener esta práctica brutal. Advertimos que hay extractos perturbadores. A continuación, la historia desde Uganda.
Es poco después de las 2 de la mañana.
A una hora de distancia al sur de Kampala.
Fuente: SLT
CBN News se unió a detectives encubiertos, la policía y un pastor… buscando a un brujo acusado de secuestrar y matar niños.
“Los brujos creen que cuando secuestras un niño recibes riqueza y protección”, dice Peter Sewakiryanga, del Ministerio de cuido de niños Kyampisi.
 Peter Sewakiryanga dirige la búsqueda. Él lidera el ministerio Kyampisi, un esfuerzo cristiano para eliminar sacrificios infantiles en Uganda.
 Él describe la brutalidad del ritual de los brujos.
“Cuando obtienen al niño, muchas veces cortan su cuello, extraen la sangre, quitan el tejido, cortan los genitales o cualquier otro órgano que desean darle a los espíritus”, indica Sewakiryanga.
 Pocas horas después, el rastro del asesino desaparece.
 El pastor dice que estos horrendos crímenes suceden casi todos los meses.
“Hay muy pocos que logran sobrevivir, muchos de ellos mueren”, dice Sewakiryanga.
“Tenía altas expectativas para Clive”, comenta Rachel Kaseggu, su hijo fue asesinado en un sacrificio infantil.
El hijo de Rachel Kaseggu, Clive, de solo tres años, desapareció el 2 de junio de 2015, cuando jugaba en el patio de su casa.
“Eran como las 10 de la mañana cuando nos dimos cuenta de que no estaba en ninguna parte", comenta Kaseggu.
CBN News conoció a Kaseggu el día que la policía le dijo sobre lo ocurrido.
“Ni siquiera había oído del sacrificio infantil, no sabía qué significaba eso”, indica Kaseggu.
 El detective Emmanuel Mafundo nos llevó al lugar, cerca de la casa, donde encontraron los restos de Clive en una letrina llena de heces humanas.
Mafundo dice que el sospechoso clave resultó ser un vecino, un empresario adinerado, que al parecer contrató 2 hombres para secuestrar y mutilar al niño, pensando que le traería “buena suerte” en su nuevo proyecto hotelero.
El detective dice que el sospechoso pagó el equivalente a 14 mil dólares por la vida de Clive.
“¡Me parece tan extraño que alguien, por superstición pueda sacrificar a un niño de tres años!”, comenta Emmanuel Mafundo, superintendente de la policía de Uganda.
Hoy, el sacrificio infantil en Uganda es tan serio y generalizado que el gobierno incluso ha creado una fuerza de trabajo contra el sacrificio infantil y el tráfico humano.
El investigador principal dice que además de decapitaciones, los brujos usualmente cortan la lengua del niño y la mezclan con hierbas para tener poderes.
“Se cree que la lengua calla a los enemigos”, indica Moses Binoga, Fuerza contra el sacrificio infantil.
Mike Chibita, es el más alto oficial de la policía, el equivalente a un fiscal general. Él dice que la superstición y el deseo por el dinero fácil contribuyen a los altos índices de sacrificios infantiles en su país.
“Estos brujos vienen y les dicen a las personas que desean enriquecerse, que para hacerlo, necesitan el sacrificio de sangre humana”, dice Chibita.
Los mejores amigos Kanani Nankunda, George Mukisa y Allan Ssembatya tienen la suerte de estar vivos, pero cargan las cicatrices físicas y emocionales de su pasado… los tres son sobrevivientes del ritual.
 Hace algunos años, Kanani y su hermana de 7 años fueron atacados. Él tiene una cicatriz de 25 centímetros en la parte de atrás del cuello, donde un brujo trató de extraer su sangre.
“Me desmayé y al recobrar la consciencia, vi que mi hermana había muerto y no tenía cabeza”, indica Nankunda.
Dos hombres atacaron a Allan cuando volvía de la escuela.
“Traté de gritar por mis padres, pero mi voz no fue tan fuerte como para que me oyeran”, dice Ssembatya.
 Lo hirieron en el cuello, cortaron su cabeza con un machete y lo castraron. Allan estuvo en coma dos meses al ser rescatado milagrosamente.
La mamá de George, lo encontró en un charco de sangre, después que un hombre lo castró con un cuchillo desafilado. Médicos reconstruyeron sus genitales con piel de su antebrazo.
Los niños dicen que se motivan a ver más allá de sus retos físicos.
“Dios nos ayuda de muchas maneras. Cuando pensamos en lo que nos ocurrió, solo oramos y le pedimos a Dios que no le pase a nadie más”, comenta Ssembatya.
Los tres están bajo el cuidado del pastor Peter.
El ministerio de cuido de niños Kyampisi es el único en el país que provee cuidado financiero y médico, a largo plazo, para los sobrevivientes.
“Queremos ver que la vida de los niños que han sobrevivido es apoyada, que son capaces de levantarse socialmente y sanarse de las heridas. Que puedan tener una vida después de eso”, comenta Sewakiryanga.
Rachel Kaseggu dice que la vida sin Clive no será la misma. Pero, tiene un mensaje para los hombres que asesinaron brutalmente a su hijo de tres años.
“Por mi fe en Jesús, creo en segundas oportunidades y se las daré a ellos porque no puedo hacer nada para recuperar a Clive. Mi mensaje a los hombres es: Confiesen sus pecados y acérquense al Señor, porque cuando uno se acerca al Señor, ¡Él perdona sus pecados!”, dice Kaseggu.
Fuente: http://www1.cbn.com/mundocristiano/el-mundo/2017/march/exclusiva-sacrificio-de-ninos-un-lucrativo-negocio-para-los-brujos-de-uganda
Share on Google Plus

Acerca de Nexus Stereo