Egipto: Naseem Fahmi, el héroe que murió para evitar más muertes.

El último Domingo de Ramos unos terroristas suicidas atacaron dos iglesias en Egipto matando a un total de 49 personas. El terrorista de la segunda iglesia en Alejandría se dirigía al papa copto Tawardos, pero el guardia de seguridad Naseem Fahmi se lo impidió. Murió en el empeño. La viuda Samira llora la muerte de su marido, pero dice que no está enfadada.
“Estoy segura de que Naseem se alegró de dar su vida por Cristo”, dice Samira, vestida de negro. Aquel domingo no fue la primera vez que una iglesia había sido atacada y Naseem estaba aún más expuesto por su trabajo como guardia. “Hablando de esto, un día dijo que estaría dispuesto a defender a la iglesia con su propia sangre. El pasado domingo (de Ramos) lo hizo”.
Naseem era uno de los hombres que protegían la iglesia de San Marcos en Alejandría ese domingo. Cuando el terrorista suicida entró, Naseem le detuvo y le pidió que pasara primero por el detector de metales. Allí el terrorista se hizo explotar a sí mismo. Naseem no sobrevivió, pero su rápida actuación salvó las vidas de muchos otros.
“Estoy orgullosa de lo que hizo mi marido”, dice Samira, “pero la vida se ha vuelto dura para mí después de su muerte. Él lo era todo en mi vida”. Además, la viuda de Naseem recuerda otra parte de la conversación con su marido: “Me dijo que sabía que los niños y yo le necesitábamos, pero también sabía que Dios cuidaría de nosotros si algo nos sucedía”.
“La vida de Naseem estaba en la iglesia y ahora su vida está en el cielo. Sé que ahora está en un buen lugar”. Ella tiene un mensaje de amor para el asesino y aquellos que piensan como él: “Te perdono y le pido a Dios que te perdone. Oro que Dios abra vuestros ojos para que se iluminen vuestras mentes”.
Naseem era marido y padre de dos hijos adultos. En dos meses habría sido abuelo por primera vez. También era un miembro querido en su iglesia, a la cual sirvió durante unos 20 años.
Hermano de Naseem: “Vivimos entre la tristeza y el gozo”.
“Después de enterarnos de la muerte de mi hermano Naseem fuimos al tanatorio para identificarle, pero fue muy difícil reconocerle porque la explosión había destrozado completamente su rostro. Al final le reconocieron por una cicatriz en su pierna. Pasó por una intervención quirúrgica hace 25 años y pudimos reconocerle por eso”.
“Tenemos sentimientos encontrados. Es difícil expresar lo que sentimos. Vivimos entre la tristeza de su muerte y el gozo de que fue al cielo. Nuestro único consuelo es que está en un lugar precioso”.

Fuente: https://www.puertasabiertas.org/noticias/Ultimas_noticias/2017/Naseem_Fahmi_heroe_murio_evitar_mas_muertes.
Share on Google Plus

Acerca de Nexus Stereo