Irán: Liberado de prisión por Jesús.

El Pastor Kouroush dirige una iglesia online en Irán. Además de los tiempos de enseñanza en grupo, Kouroush trabaja con los creyentes de forma personal. En su blog, Kouroush comparte acerca de Payam, uno de los muchos jóvenes drogadictos en Irán.

"Todo comenzó con una llamada telefónica. No una llamada telefónica propia del joven Payam, sino una llamada de su madre musulmana. Ella estaba desesperada por el comportamiento de su hijo, quien estaba vendiendo todo lo que poseían para poder comprar drogas. El joven de 21 años incluso estaba golpeando a su padre por dinero. ‘Ya no sé qué hacer, ¿puede hablar con él, por favor?’, me dijo por teléfono".
"Empecé a orar por Payam y le llamé al número que su madre me había dado. No estaba muy ansioso por hablar conmigo. ‘¿Quién eres y por qué me estás llamando?’, fue lo primero que me dijo.  Seguí orando por él y llamándolo de vez en cuando para preguntarle cómo estaba. Un día me envió un correo electrónico. 'Por favor, llámeme. Estoy en problemas', escribió".
"Cuando lo llamé, empezó a llorar inmediatamente. ‘¿Qué pasa?’, le pregunté. ‘Apuñalé a alguien y ahora la policía me está buscando. Por favor, ore por mí, ruegue a Jesús que me mantenga fuera de la cárcel’, exclamó. Escuché lo que había sucedido y le insté a ir a la policía a informar de lo sucedido.  Terminamos nuestra conversación y empecé a orar por él”.
"Poco tiempo después, otro correo electrónico apareció en mi bandeja de entrada. ‘¡Tus oraciones han funcionado!’, leí. ¡Aleluya!  Llamé a Payam para saber lo que había sucedido. Me contó cómo había ido a la comisaría, cómo había orado a Jesús mientras esperaba que la persona a la que apuñaló viniese a juzgarlo, y cómo esa persona se puso frente a él diciendo: ‘no sé por qué, pero quiero perdonarte’”.
“Payam había experimentado el poder de la oración, pero no fue transformado al instante. Cuando le conté acerca de Jesús, me pidió que dejara de hablar de él. ‘Quiero hablar contigo, pero por favor no me hables de religión’, me insistió. Tuvimos muchas conversaciones hasta que un día le pregunté: 'Payam, ¿cómo ves tu futuro? ¿Quieres seguir viviendo así?’. Escuché de su madre que seguía golpeando a su padre. ‘No, quiero cambiar’, me dijo. ‘Entonces ve a buscar una Biblia, busca a Jesús. Él es el único que puede cambiarte’”.
"Entonces, compartí mi testimonio con Payam. Le dije cómo había sido adicto a los cigarrillos durante 26 años y que tomaba alcohol. ‘Pero el Señor cambió mi vida, él me liberó’, le dije.  Esto causó un gran impacto en Payam. Si yo había sido liberado de mi adicción después de 26 años, más que su edad actual, el Señor del que le estaba hablando podría ayudarlo a él también. Poco después, encontró una Biblia y empezó a leerla. El correo electrónico que recibí en mi bandeja de entrada un poco más tarde me alegró. ‘Quiero entregar mi vida a Jesús’, escribía. Le llamé y oramos juntos. ‘¡Ahora voy a contarles a mis padres sobre mi nueva fe!’, me dijo con entusiasmo. ‘No hace falta, ellos verán por sí mismos cómo Jesús ha cambiado tu vida”, dije, dejando a Payam sorprendido”.
"No me equivoqué. Meses después recibí una llamada telefónica de la madre de Payam. Me dio las gracias una y otra vez. Me contó cómo Payam había podido salir de su adicción y cuánto había cambiado. ‘No hace falta que me agradezca. A quien tienes que agradecer es a nuestro Señor Jesús. Pregúntale a Payam quién es Él, te puede contar todo acerca de Él’, le dije”.
"Pocas semanas después, Payam me llamó. ‘Sabes, cuando oré a Jesús que me protegiera de la cárcel, estaba pensando en una prisión física, pero lo que ahora me doy cuenta es que Él me liberó de la prisión de mi corazón. Ahora soy verdaderamente libre’, me dijo.  Y tuvo otras buenas noticias más para compartir: ‘Mi madre me preguntó por Jesús y compartí el evangelio con ella. ¡Ella ha entregado su corazón a Jesús!’".
"¿No es maravilloso ver a Jesús cambiando vidas?"

Fuente: https://www.puertasabiertas.org/noticias/Ultimas_noticias/2017/Iran_Liberado_de_prision_por_Jesus
Share on Google Plus

Acerca de Nexus Stereo